¿Donde termina el coqueteo y empieza el acoso?

El coqueteo es una de nuestras herramientas favoritas y más utilizadas cuando se trata de conquistar mujer. Sin embargo, existe una línea que no debemos cruzar y es donde termina el coqueteo y empieza el acoso. Hoy día te enseñamos cómo evitar caer en el acoso.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on tumblr
Tumblr
Share on pinterest
Pinterest

El coqueteo es una de nuestras herramientas principales y favoritas cuando se trata de seducir mujeres, pero existe una línea donde termina el coqueteo y empieza el acoso que no deberíamos cruzar. ¿Quieres saber más al respecto y aprender a diferenciar cuándo podemos estar cometiendo acoso en vez de coquetear? Pues presta mucha atención que hoy día te lo diremos.

>>>¿Cómo hablarle a una mujer?<<<

Es cierto que el coqueteo puede ayudarnos a conquistar a una mujer y de hecho se ha utilizado el coqueteo para estos fines desde hace ya bastantes décadas, pero por otra parte hay muchos hombres que no saben diferenciar el coqueteo del acoso y esto puede ser muy negativo para ellos.

El acoso no solamente no funciona en lo absoluto para seducir mujeres, sino que incluso puede llegar a estar penado por la ley en algunos países.

Bajo ninguna circunstancia, un hombre debería recurrir al acoso para tratar de llamar la atención de una mujer o para intentar conquistarla.

Diferencias entre coqueteo y acoso

Por un lado, el coqueteo se trata de construir el ambiente y el deseo mutuo de estar juntos o de comunicar de una manera galante, junto con el ambiente adecuado, el interés hacia la otra persona. Por el otro lado, el acoso se da cuando la mujer no acepta los comentarios insistentes de un hombre, que incluso pueden llegar a ser insultantes para ella. En esto también entra el juego la situación, ya que muchas veces un ambiente, como el lugar de trabajo, puede ser mala opción para expresar el interés hacia una mujer.

En el coqueteo, mostramos todas nuestras capacidades de seducción y todo hombre debería saber hacerlo ya que nos ayuda a buscar la atracción de una mujer.

Es solo cuando cruzas la línea, que el coqueteo puede convertirse en acoso.

Cómo darnos cuenta donde termina el coqueteo y empieza el acoso

Si bien es cierto que deberíamos saber guiarnos por el sentido común, existen personas que no saben distinguir cuando están teniendo una actitud acosadora en vez de coqueteo. Para esto, te mostramos algunos ejemplos de lo que no deberías hacer ya son ejemplos de donde termina el coqueteo y empieza el acoso.

Aproximación sexual directa sin importar el contexto

No es lo mismo acercarte a una mujer en un centro nocturno o en un bar e intentar seducirla, que hacerlo en el trabajo o en el transporte público. La primera opción es una situación mucho más aceptada, dado el hecho de que los centros nocturnos son lugares en donde las personas suelen reunirse con el fin, además de otros, de buscar compañía.

Cuando vas a coquetear con una mujer en la calle, ten en cuenta que no debes hacerlo de manera brusca; utiliza un tono más relajado que no vaya a hacerla sentir amenazada.

No es aconsejable, por ejemplo, que empieces a seguirla por la calle, que busques el contacto físico directo sin conocerla o que le hables al oído por la espalda.

Esto no quiere decir que no vayas a buscar conocer mujeres en la calle, ya que es una enorme oportunidad para hacerlo; sino que tu aproximación tiene que ser distinta y más relajada que por ejemplo en un centro nocturno.

Decir cosas obscenas en la calle no es una buena idea

Esta opción no solamente es pésima para tratar de conquistar mujeres, ya que ninguna mujer te tomará en serio o se sentirá cómoda si lo haces; pero también es un ejemplo para darnos cuenta donde termina el coqueteo y empieza el acoso.

Si haces esto, es muy probable que la mujer se sienta disgustada o hasta amenazada.

Ahórrate el tiempo y el esfuerzo y simplemente no lo hagas.

Dar demasiados cumplidos puede ser amenazante

Las mujeres hermosas están acostumbradas a todo el tiempo recibir cumplidos por parte de los hombres; por lo tanto, no solamente no te servirá para seducirla. Por lo contrario, dar cumplidos todo el tiempo a una mujer puede hacerla sentir amenazada e incómoda.  Puede llegar a pensar que tienes cierta obsesión hacia ella y que estás pendiente todo el tiempo cuando está cerca de ti.

Evita dar muchos cumplidos, en general, ya que no suelen ser de mucha ayuda en el coqueteo.

Mucha insistencia a pesar de haber recibido una respuesta negativa

Muchos hombres tienen la idea de que, si una mujer te ha dicho que no, hay que saber insistir y persistir hasta que nos dé una respuesta positiva. Es así como constantemente hacen invitaciones a la misma mujer para salir a una cita, o hacen insinuaciones constantes acerca de su interés, a pesar de haber sido rechazados en múltiples ocasiones.

Esta es una muy mala idea por varias razones: primeramente, porque la harás sentir incomoda a ella y un poco intimidada por tanta insistencia, y también porque te harás ver como un hombre muy necesitado y sin ninguna otra opción más que ella. No pierdas el tiempo insistiendo en una sola mujer; existen muchas otras opciones allá afuera, que pueden resultar ser mucho mejores y al mismo tiempo que pueden darte una respuesta positiva.

Respetar los límites

No importa que tus intenciones sean buenas, necesitas respetar los límites que te establece una mujer. Si es que a ella no le gusta ser abrazada o te ha rechazado ya tus peticiones de cita, simplemente no insistas. El hecho de no respetar la decisión de una mujer es un claro ejemplo para ver donde termina el coqueteo y empieza el acoso.

Respeta su espacio personal y evita crear situaciones que puedan resultar incómodas e indeseables para ella. Si sientes que ella no se siente cómoda con alguna aproximación tuya o con tus insinuaciones, lo mejor es que dejes de hacerlo.

No dejes de coquetear con mujeres

No se trata de nunca coquetear con una mujer, sino de saber hacerlo de la manera adecuada. No te olvides de que un hombre masculino y exitoso con mujeres no necesita nunca recurrir al acoso para lograr la atracción de una mujer.

Es una mala idea pensar que deberías dejar de coquetear por el miedo de que ella vaya a disgustarse o sentirse acosada.

Si es que sabes respetar sus límites y no actúas de una manera grosera con ella, entonces no tienes por qué preocuparte. Utiliza el coqueteo a tu favor y seduce a tantas mujeres se te sea posible; solamente ten en cuenta de no cometer las equivocaciones que te mencioné atrás.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on tumblr
Tumblr
Share on pinterest
Pinterest

Otros artículos

son atractivos los hombres con canas

¿Son atractivos los hombres con canas?

Las canas pueden darte una apariencia de mayor madurez y experiencia en la vida. Esto puede resultar muy atractivo para las mujeres, aunque tienes que tener ciertos puntos en cuenta. Hoy día te ensenaremos por qué son atractivos los hombres con canas.

Seducir sin ser guapo

Seducir sin ser guapo en simples pasos

El atractivo físico puede ser de gran ayuda para conquistar a una mujer, pero no es el único factor en que se fijan las mujeres para sentirse atraídas hacia un hombre. Hoy día te damos los mejores consejos para seducir sin ser guapo.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on whatsapp
exito con mujeres

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia. Si continúa navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies